Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

El equipo sub-17 del Caracas Fútbol Club que dirige técnicamente el entrenador José Bello se encuentra a 90 minutos de llegar a la gran final del Torneo Élite 2019, el cual es organizado por la Federación Venezolana de Fútbol. Para sellar el boleto enfrentará este sábado en su casa de Cocodrilos Sport Park a su par de Mineros de Guayana, en un compromiso pautado para las 11 de la mañana.

En el encuentro de ida disputado la semana pasada en Ciudad Mineros, Puerto Ordaz, el Caracas empató 4-4 como visitante en un partido que estuvo cerca de ganar pero que en el último minuto le empataron con un gol de tiro libre de Ángel Lezama.

Ciertamente lo que más nos complicó en la ida fue la pelota parada y es lo que más hemos trabajado durante la semana. Los goles se dieron tres de corner y uno de falta y se hacen fuertes en ese sentido porque tienen buena estatura; por eso tenemos que saber cómo solucionamos eso porque nuestro equipo no se caracteriza por tener jugadores altos, quizás dos o tres como máximo”, comentó Bello luego de finalizada la práctica matutina del equipo.

Mineros jugó ese día a una intensidad bastante alta y eso se sumó a lo complicado de la cancha por el clima, porque ellos son fuertes de local. Considero que acá de locales hemos hecho de esto un fortín, por lo que desarrollaremos nuestro juego  para conquistar lo que nos propusimos hace nueve meses que es llegar a la final”, resaltó.

A diferencia del partido jugado ante Monagas Sport Club en la vuelta de los cuartos de final en Cocodrilos, ante Mineros el conjunto capitalino estará clasificado desde el pitazo inicial porque el 0-0 lo coloca en la final, por lo que se espera que Mineros arriesgue y deje espacios para que sean aprovechados por los “Rojos del Ávila”.

Exactamente. En el partido ante Monagas nosotros necesitábamos de un gol para poder clasificar, a diferencia de eso aquí no, ellos son los que tienen que venir a buscarnos para encontrar la clasificación y eso nos va a llevar a conseguir más espacios en una cancha que es mucho más grande que la que nos tocó jugar contra ellos allá, con otro tipo de césped porque aquí jugaremos en césped sintético y allá nos desempeñamos en pasto natural”, subrayó.

Por último comentó que para pasar a la final se debe “decidir bien en tres cuartos de cancha. No dejar que nos atrape la ansiedad que teníamos para conseguir ese primer tanto ante Monagas acá en Cocodrilos, día en el que tomábamos muy malas decisiones. A diferencia del Monagas estamos clasificados desde el pitazo inicial pero no podemos dejar nada al azar porque este es un equipo que siempre ha propuesto juego, nunca nos hemos caracterizado por especular con un resultado, es nuestro estilo, por eso tenemos que tener la paciencia que tuvimos en el segundo tiempo ante Monagas”, concluyó.

Para este partido el Caracas recupera al portero Frankarlos Benítez y al delantero José Sequera, quienes estuvieron con la selección de Venezuela en el Sudamericano sub-15.

CARACAS FÚTBOL CLUB VS. MINEROS DE GUAYA | PARTIDO DE VUELTA DE LAS SEMIFINALES DEL TORNEO ÉLITE

SÁBADO, 07 DE DICIEMBRE DE 2019 | COCODRILOS SPORT PARK, CARACAS | 11:00 A.M.

Alguna vez durante el Torneo Clausura un técnico adversario le puso marca personal para frenarlo y con su personalidad le dijo a quién correspondía marcarlo “dile a tu técnico que mis compañeros también juegan y lo hacen igual o mejor que yo”. Ese partido finalizó con victoria como visitante para el Caracas FC por 0-3, siendo el tercer tanto una joya de tiro libre anotado por Jean Torres.

Soy así desde pequeño. Siempre he sido de carácter fuerte y estoy claro que en parte es bueno y es malo, porque no a todas las personas les tiene que gustar mi carácter. Debo aprender cómo tratar a las personas porque todas son diferentes. Al entrenar con jugadores de jerarquía, muchos de ellos han sido líderes positivos y eso me ha ayudado a desenvolverme como lo hago en la cancha”, confesó el volante diez del equipo sub-17.

Llegada al Caracas FC. Desde que arribó a la institución a los 13 años de edad, Jean Torres (02-03-2003) se ha estado entrenando con jugadores de primera división. Ese roce con futbolistas de jerarquía le ha ayudado a mejorar todas las habilidades que traía desde San Félix, estado Bolívar, ciudad de la que también es originario el director técnico Noel Sanvicente y en dónde también lo descubrió como jugador.

“Me encontraba jugando la Mineros Cup en un equipo llamado Sportlandia. El profe Chita nos vio en la semifinal del Torneo porque allí también jugaba Noel Alejandro (su hijo), nos preguntó dónde jugábamos y le explicamos con nuestras limitaciones cómo era nuestro presente porque no sabíamos nada de fútbol. Ni siquiera sabía quién era él, solamente horas después el papá de Renné Rivas nos habló de su trayectoria y que era el técnico más ganador del país. Pues bien, después de hablar con nosotros quiso hablar con nuestros representantes, les explicó que en el Caracas FC me harían pruebas y si demostraba mis cualidades podría quedar en el club y así llegué a la ciudad el 2 de enero de 2017”, relató detalladamente Jean Torres, quien desea seguir el ejemplo de Sanvicente en cuanto al trabajo “porque deja una huella en donde llega”.

Llegó a hospedarse en el hotel El Pinar en el Paraíso y al día siguiente de su arribo a la capital se presentó en la cancha del Cocodrilos Sport Park. “Yo era un chico del barrio 25 de marzo en San Félix y no tenía idea de lo que era un rondo o una secuencia de pases. Llegué y me deslumbró todo, observar jugadores como Robert Garcés, Miguel Mea Vitali quien aún jugaba, Edder Farías, Rubert Quijada, Evelio Hernández, puros jugadores de jerarquía quienes me recibieron de la mejor manera posible, no como los chamitos nuevos que llegaban del interior sino como uno más del grupo, nos echaban vaina y entramos en confianza rápidamente” rememoró.

Luego de una semana que nos encontrábamos trabajando con la primera el profe nos llama a Renné (Rivas) y a mí y nos dice ‘vayan a cambiarse y busquen ropa donde el viejo. Se van conmigo a hacer pretemporada en Maracay’, y te podrás imaginar cómo nos sentíamos. No sabíamos lo que era una pretemporada y el papá de Renné nos explicó; es por esto y muchas cosas más que hoy le debo al profesor Sanvicente el haber estado en el club desde hace casi tres años trabajando con el equipo de primera, porque si no fuera por él seguramente me hubiese quedado en el barrio 25 de marzo allá en San Félix”, resaltó visiblemente emocionado.

Inicios en el fútbol. Jean Torres no recuerda exactamente cuándo comenzó a patear un balón. Solo afirma con certeza que los primeros responsables de su relación con el fútbol fueron sus tíos Alcides Muñoz y Carlos Muñoz. “Ellos siempre me apoyaron y me llevaron por primera vez a una cancha. Fueron mis primeros entrenadores”, señaló.

“Hasta los 11 o 12 años jugué en el barrio un torneo que hoy se llama como el profe, Noel “Chita” Sanvicente. El técnico era mi tío y ya llevaba la 10 en la camiseta porque era el capitán. Me gusta jugar con ese número, aunque también en el futuro no me molestaría jugar con el 5 o el 19, éste último porque mi padre también lo usó cuando jugó al fútbol más allá de que no llegó al profesional. Lo voy a querer usar para que se sienta orgulloso de mí”, agregó.

Hoy en día a mis padres (Alfredo Torres y Magaly Muñoz) no les gusta mucho que regrese al barrio, porque como hay gente buena también hay gente mala. Existirán personas que creerán que porque estoy en el Caracas ya lo tengo todo y obviamente no es así, porque los que vivimos en casa club debemos ganarnos día a día las cosas. Nadie nos regala nada. Estar lejos de la familia no es fácil y eso nos hace madurar más rápido. Por una parte es bueno y por otra es malo, porque hay veces en las que uno se cree que es un tipo y no es así, es como meterse en el fútbol, uno debe manejar los tiempos y hay que disfrutar la infancia, la adolescencia y la adultez cuando ésta llegue”, analizó Torres.

El presente. Este sábado a las 11 de la mañana, el equipo sub-17 que dirige el técnico José Bello jugará el partido de vuelta de la semifinal del Torneo Élite ante Mineros de Guayana. La ida finalizó con un empate a cuatro goles, con doblete de Pedro Pares y otros tantos de Eduardo Román y Jean Torres.

Afortunadamente las ocasiones que nos quedaron se nos dieron. Incluso creo que pudieron ser muchos más, también para ellos, pero nuestro arquero estuvo atento en varios mano a mano y de igual forma nosotros fallamos varios goles. Este equipo de Mineros es un rival fuerte, con jugadores que ya han debutado en la primera división y que conocemos bastante bien porque fueron los que nos eliminaron el año pasado en semifinales”, recordó Torres.

Para este partido Jean considera que la clave pasará por tener calma. “La tranquilidad es fundamental para manejar el juego, es decir los tiempos del partido. Estábamos muy ansiosos, queríamos ganar a toda costa y las ansias nos jugaron en contra, por lo que debemos jugar con calma. Tomamos malas decisiones en el primer tiempo y en la segunda mitad, justamente en el tiempo de hidratación el profe José Bello nos pidió que tuviésemos calma, él sabía que los goles iban a llegar, Pedro (Pares) estaba ansioso porque tenía varios partidos sin hacer gol y afortunadamente nos pudimos traer un empate a cuatro como visitante”, comentó.

La voz del técnico. Para José Bello, director técnico de la sub-17, Jean Torres es un jugador que le brinda liderazgo dentro de la cancha. “Es un jugador que desde muy pequeño ha tenido la oportunidad de hacer pretemporadas con el profesor Noel Sanvicente y eso lo hizo crecer rápidamente, por lo que es un líder dentro de la cancha; es ese tipo de jugador que en los entrenamientos, partidos amistosos u oficiales siempre quiere ganar. Como esté él, el grupo va a caminar a su ritmo”, comentó de entrada.

Tiene una visión periférica del juego, es difícil encontrarlo porque tiene la capacidad de poder jugar en corto o en largo, cuando se tiene que jugar por dentro a uno o dos toques te da esa versatilidad y cuando tenemos que jugar más lejos también te da esa opción. Tiene una buena pegada de media distancia y de hecho es un jugador que llega bastante al área contraria; creo que aproximadamente debe llevar como 14 o 15 goles, lo que para un volante de primera línea es una cifra bastante respetable”, agregó.

¿Qué le falta por aprender? “A pesar de que lo ha mejorado mucho desde que llegó, debe seguir controlando su temperamento. Es un jugador que en el entorno de donde lo trae el profesor Noel Sanvicente no la tenía fácil y aquí aprendió a convivir con otras personas, por su carácter hasta en los entrenamientos está a la defensiva, si un compañero lo roza lo va a buscar después y ese tipo de cosas son las que debe mejorar para llegar a ser un jugador elite en la primera división”, concluyó su entrenador.

A Bryant Ortega (28-02-2003) le colocaron ese nombre porque sus padres admiraban mucho al jugador de baloncesto Kobe Bryant, pero entre los primeros regalos que recibió en su niñez, su madre Jazmira Carmona le obsequió un bate y un guante con el objetivo de que fuese beisbolista; siempre los dejó tirados en casa porque desde los tres años quiso imitar a sus hermanos y darle patadas a un balón de fútbol, justo en la canchita que se encuentra frente a su casa en La Silsa, Propatria.

Desde pequeño observé a mis hermanos mayores (Wilberson Castro hoy de 30 años y Anthony Castro de 26) jugar al fútbol y me llevaron a la cancha a jugar con ellos. Allí me agarró un equipo de fútbol sala llamado Unión Libertador y fui creciendo con ese equipo hasta que un compañero que tuve allí me comentó que el Caracas FC haría pruebas en búsqueda de nuevos talentos, las hice y gracias a Dios quedé”, comentó de primera Bryant Ortega.

A mis hermanos les gustaba mucho jugar al fútbol pero no llegaron a jugarlo como yo, por eso desde hace varios años me apoyan bastante y quieren que tenga la carrera que ellos no tuvieron la oportunidad de desarrollar”, explicó “Orteguita”, como cariñosamente es conocido entre sus compañeros y entrenadores.

En el equipo de fútbol sala Unión Libertador estuvo hasta los 14 años, por lo que los últimos tres los compartió con su actividad en las categorías menores del Caracas FC, a las que llegó en el año 2014.

Entre las diferencias entre una modalidad y otra, Ortega considera que “en el fútbol sala hay que pensar rápido y tocar de primera, tomar buenas decisiones, utilizar mucho la técnica y el juego colectivo. Hay que ser habilidoso pero siempre pensando en jugar con los compañeros, porque es difícil sacarse jugadores en fútbol sala”.

¿Qué le costó cuando trasladó su juego a una cancha de 100 metros de largo? “Me costó adaptarme a la técnica del balón porque es diferente. En fútbol sala se pisa y aquí hay que recibirla con el borde externo. Con respecto al cansancio no me pegó tanto porque uno en el fútbol sala realiza un sube y baja rápido, por lo que la intensidad es constante siempre”.

Bryant Ortega cuando llegó a la sub-12 del Caracas comenzó de delantero, pero por sus características lo reconvirtieron en un volante de contención. Fue el profesor Luis Mendoza, quien hoy trabaja con la sub-19 de Metropolitanos, quien decidió que Orteguita se quedara con los “Rojos del Ávila”.

Desde entonces ha sido dirigido por varios entrenadores en los “Rojos del Ávila”, entre ellos el ya mencionado Mendoza, Karla Guevara, Henry Vásquez y quien lo dirige hoy en la sub-17 José Bello. “Cuando me tocó jugar en la sub-16 decidieron no ficharme por mi baja estatura, pero a pesar de eso seguí trabajando duro en el club para demostrar que eso no lo era todo, hasta que quedé este año con el profe Bello y se me dieron las cosas”, resaltó.

¿Cómo se define en la cancha? “Como un jugador que piensa rápido, de mucha técnica y que trata de jugar a uno o dos toques. Me gusta divertirme y ganar. Soy el cinco que le da salida al equipo porque me posiciono un poquitico más atrás de Jean Torres”, explicó.

El presente. Ortega es tranquilo y pausado para conversar. Al ser abordado por sus pasatiempos lejos del rectángulo de juego comentó que lo que más le agrada es pasar tiempo con su familia. Fue uno de sus tíos, Carlos Ortega, quien lo llevó por primera vez al estadio Olímpico de la UCV a observar un juego del Caracas FC. “Antes de ese día no era hincha del equipo, pero una vez que vi el ambiente me di cuenta que la pasión era diferente”, señaló.

El habilidoso volante confiesa que lo más complicado a lo largo de la temporada ha sido mantenerse jugando bien todo el año. “Todos quieren jugar y todos quieren ser titulares en este equipo, por lo que uno nunca debe bajar el ritmo y el nivel competitivo”, comentó.

Para el dueño de la camiseta número ocho de la sub-17, el momento más crítico fue el entretiempo del partido de vuelta por los cuartos de final ante Monagas en Cocodrilos, debido a que la llave estaba abajo por 2-3 y luego de 45 minutos jugados en Cocodrilos no se había podido abrir el marcador.

Estábamos perdiendo 3-2 y por eso nos encontrábamos muy nerviosos porque no queríamos quedar afuera. Hacíamos las cosas bien en la cancha pero no se nos daban los goles, por lo que la ansiedad aumentaba con el correr de los minutos hasta que cayó el primero y luego se dieron los demás”, recordó Ortega. El partido finalizó por 5-0 favorable a los capitalinos.

¿Qué le pide el profesor José Bello? “Que juegue sencillo, que tenga personalidad para llevar el balón y me desenvuelva en el campo sin ningún tipo de temor”.

Este sábado a las 11 de la mañana se disputará la vuelta de las semifinales ante Mineros de Guayana. La ida fue un partido complicado que finalizó 4-4, por lo que durante toda la semana han estado preparando el partido con gran intensidad para asegurar la clasificación a la final que se jugará con el ganador entre Zamora FC y Deportivo Lara. De anotar un gol ese día comentó que se lo dedicará a su novia Jorlyber Hernández, con quien cumplirá este sábado ocho meses de noviazgo.

La voz del técnico. Para el director técnico de la sub-17, José Bello, Bryant Ortega es un jugador “inteligente e integral tanto para las labores defensivas como las ofensivas. Maneja los hilos del partido, sabe cuando tiene que romper o cuando tiene que jugar a uno o dos toques y dentro de este equipo es una pieza fundamental porque nos da muchísimo equilibrio”.

“Sabe posicionarse cuando nos atacan entre los centrales, y además cumple lo que se le pide en la cancha, por lo que considero es un jugador de muchísima proyección en el club”, agregó.

¿Qué debe mejorar? “Su parte física. Por su posición debería ganar algunos kilos. En eso está trabajando el club suministrándole las proteínas y vitaminas necesarias para que vaya aumentando de kilos, pero es un jugador que más temprano que tarde estará en la órbita del primer equipo por sus características”, concluyó el entrenador.

La tarde de este miércoles 4 de diciembre, la Junta Directiva anunció la contratación de Omar Rivas hasta el 2022.

Rivas, arribó al cuadro avileño a los 15 de edad desde la ciudad de Cumaná, estado Sucre, para incorporarse con la sub-16. Más adelante, alzó el trofeo de campeón nacional con la categoría sub-18 en el 2018 y en la actualidad forma parte de la división sub-19 donde ha anotado seis tantos en la presente temporada.

El delantero, que también cumple la función de extremo en algunos compromisos,  manifestó sus primeras impresiones luego de firmar su primer contrato profesional en el equipo más ganador de Venezuela. “Estoy muy contento por este logro y sobretodo porque el Caracas FC me haya visto con esta proyección. Seguiré trabajando para dar lo mejor de mí. Este día lo he soñado, esperado y luchado. Estoy desde los 15 años aquí y trabajé cada día convencido en que podría firmar”.

También, el futbolista nacido en Cumaná dijo que dedica este logro a su madre y agradece a Dios y a sus familiares por el apoyo. “Primero agradezco a Dios, también a mi madre que siempre ha estado allí al igual que mi familia que día a día me sigue apoyando porque saben que esto es lo que me gusta y a lo que me quiero dedicar”, resaltó.

Por último, Omar Rivas dio a conocer sus próximos objetivos con el Caracas Fútbol Club. “Voy a seguir trabajando, cada vez más centrado y focalizado hasta lograr mi primera convocatoria con la Primera División. Aún tengo mucho por recorrer pero con paciencia y trabajo podré lograrlo”, finalizó.

 

FICHA TÉCNICA:

NOMBRE Y APELLIDO: Omar Enrique Rivas Zerpa
LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO: Cumaná, estado Sucre. 24 de abril del 2001
ESTATURA: 162 cm
PESO: 57 kg
POSICIÓN: Delantero y extremo
PERFIL: Derecho

Cortesía: Prensa Mineros De Guayana

PRENSA CFC.-

El pasado sábado 30 de noviembre, la categoría sub-17 del Caracas Fútbol Club empató con un marcador de 4-4 ante su similar de Mineros de Guayana en el partido de ida de semifinal de la Serie Élite. El encuentro se disputó en Ciudad Mineros y dispuso cita a las 11:00AM.

La escuadra avileña comenzó buscando desequilibrar al conjunto negriazul, creando oportunidades de gol y jugando en el área chica del rival. Por su parte, los locales intentaban delimitar estas acciones en su terreno. 

El momento para los dirigidos por José Bello llegó tras una jugada en solitario de Bryant Albizo, que generó una infracción dentro del rectángulo chico en el minuto 20 y le otorgó un penal a los capitalinos.  El encargado de ejecutarlo y darle el primer tanto a los Rojos del Ávila fue Jean Torres. 

Ambas oncenas mantenían su ritmo de juego produciendo ataques constantemente,  examinando los espacios y probando con pegadas de larga distancia. Para el conjunto negriazul se dio la primera ocasión de gol siete minutos después, lo que no desaprovechó Jhoan Micolta y  colocó la paridad en el marcador. Antes de finalizar los primeros 45 minutos, José Riasco consagró el segundo para los de Mineros de Guayana, enviando a su escuadra al descanso con ventaja en la pizarra.

Los del club más ganador del balompié venezolano se hicieron sentir en  Ciudad Mineros cuando Pedro Pares situó el empate por dos goles en el comienzo de la  segunda mitad del compromiso. Seguidamente, Brayan Alcocer, al tener una oportunidad desde un tiro libre, acomodó arriba a los locales con pizarra de 3-2 a su favor.

La plantilla de la Cota 905 no se afligió, prosiguió con los ataques y el buen posicionamiento en el campo de juego de Mineros, sin embargo,  estos no lograban acomodar el esférico al fondo de la red. Más adelante, Eduardo Román apareció y puso a gozar al cuadro avileño en el minuto 56,  al situar nuevamente el duelo a la par. 

Aun quedaban minutos de juego en Ciudad Guayana,  la humedad hacía estragos en los conjuntos pero a pesar de esto nada estaba concluido. El segundo para su palmarés y el cuarto para los capitalinos lo instaló Pedro Pares, dándoles la victoria momentánea a los rojos  por minutos hasta que finalmente Ángel Lezama, cerró la tanda de goles y el marcador igual. 

Con el buen resultado obtenido en condición de visita, los capitalinos se medirán nuevamente con Mineros de Guayana en el partido de vuelta, que se llevará en Cocodrilos Sports Park el próximo  07 de diciembre, donde buscarán sellar el pase a la final de la competición.

FICHA TÉCNICA:

MINEROS DE GUAYANA (4): Sebastián Martínez, Jhoan Micolta ©, Andry Vera, Diego Roca (Rafael Coronado 87’), Emerson Ruíz, Brayan Alcocer, Carlos Orozco, Ángel Lezama, Johan Lezama, José Useche (José Astudillo 77’), José Riasco (Rafael Quiñones 61’). DT: Maico Guerra 

CARACAS FÚTBOL CLUB (4): Juan Vegas, Roswer Mosqueda, Renné Rivas, Bryant Albizo (Brhygan Jiménez 76’), Bryant Ortega, Hauis Molleda (José Carielez  78’), Jean Torres ©, Pedro Pares (Bryan Matamoros 88’), José Sposaro, Leonel Pautt, Eduardo Román (Keyderson Figueredo 82’). DT: José Bello.

GOLES: Jhoan Micolta 26’, José Riasco 45’, Brayan Alcocer 53’, Ángel Lezama 90+2’ (MIN)     Jean Torres 20’, Pedro Pares 48’ 63’, Eduardo Román 57’ (CFC)

AMONESTADOS: Diego Roca 36’, Johan Lezama 57’, Brayan Alcocer 65’, Emerson Ruíz 90+2’ (MIN),  Renné Rivas 64’ (CFC)

EXPULSADOS: No hubo. 

ÁRBITRO PRINCIPAL: Carlos Marabay 

ESTADIO: Ciudad Mineros | 30 de noviembre 2019 


recertification
fork lift recertification
forklift recertification