Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

Llegó al plan vacacional del club hace nueve años y se quedó hasta jugar en todas las categorías menores. Tan solo le falta jugar en la primera división, una de las tantas metas que tiene por cumplir como jugador de fútbol profesional.

Luis Fernando Cassiani Zúñiga es un lateral derecho de gran proyección que actualmente se desempeña en la reserva del Caracas FC. En el Torneo Apertura con el filial fue junto con el central Adrian Gomes y el portero Wilbert Hernández los jugadores que mayor cantidad de minutos disputaron, al totalizar 990 en 11 partidos.

Orígenes. Como uno de tantos chamos caraqueños, comenzó su relación con la pelota en las calles de un barrio, específicamente Nuevo Horizonte, cuna de varios jugadores consagrados en el fútbol venezolano como Wilker Faríñez o Cristián Casseres, éste último tío de Cassiani. “Hace nueve años jugaba en las calles del barrio ante chamos de 18 y 20 años. Siempre me gustó jugar con tipos más grandes, y por medio de la Policía Nacional, me vieron y me trajeron al plan vacacional a través del señor Daniel Sesca”, recordó el lateral.

Tiene un sentido de pertenencia como pocos por el club. Estuvo desde la categoría Pre A, y pasó por la sub-12, sub-14, sub-16, sub-18 (en la que se tituló campeón nacional) hasta la reserva del club. En ese recorrido tiene como referente a Leonel Vielma, quien lo dirigió en la sub-14 en el año 2015. “Es de los mejores técnicos que tuve. Era muy humilde, me conocía muy bien y nos tenía un buen trato”, subrayó.

Fuera de las canchas. Lejos del rectángulo de juego Cassiani comentó que observa poco fútbol por televisión. Cuando tiene tiempo libre prefiere jugar a la Play o pasar tiempo con su novia Estefany. Uno de sus grandes hábitos es bailar champeta, algo que traslada a las prácticas o cuando realiza rutinas en el gimnasio junto con sus compañeros. “Es una costumbre de barrio, se escucha mucho. Casi siempre me la paso bailando” comentó entre risas.

Más allá de soñar con debutar en primera división con el Caracas, Cassiani es un joven que se visualiza en un futuro triunfando en el exterior. Quiere ayudar a su familia y “tenerla cómoda”, por lo que se esfuerza y da al máximo día a día, tal como se lo ha pedido Noel Sanvicente, director técnico del primer equipo quien le ha seguido los pasos desde las categorías menores y lo mantiene muchas veces entrenando con la primera en el selectivo.

La voz del técnico. Al ser de los más utilizados en el Torneo Apertura, Luis Cassiani se volvió en un jugador imprescindible para la filial. “Es un lateral con mucha garra, no solo para defender sino también para atacar, es muy completo. En fase defensiva es donde más hemos trabajado para que crezca y de allí que luego trabaje el ataque; tiene recorridos largos y ayuda mucho al grupo”, describió Henry Meléndez, entrenador de la reserva.

Por su forma de ser él se integra al grupo y lo contagia. No solo con su juego sino también con su alegría que es necesaria en el fútbol actual”, recalcó Meléndez.

Agrega que lo que le falta por mejorar son sus finalizaciones. “Es un lateral que tiene la capacidad de ir y venir, está muy bien adaptado a la posición y no le cuesta el ida y vuelta, pero tiene que mejorar las terminaciones para que las ideas tengan un mejor provecho y no pierda algunas subidas por bandas. Es un jugador que viene creciendo muchísimo y que muy pronto nos dará muchas alegrías” subrayó.

Por último Meléndez quiso agregar la entrega que tiene Cassiani en cada partido y en cada entrenamiento. “No le falta corazón. Más bien hay que medirlo un poquito, o regularlo, porque ese ímpetu lo puede llevar a fallar en algún momento determinado porque siempre está entregando al máximo”, concluyó.

Pudo haberse desarrollado como beisbolista como lo soñó su padre, pero sus ganas de jugar con otra pelota distinta lo llevó a esconder su uniforme en el bolso y decir en más de una ocasión que se quedaba en casa de amigos haciendo la tarea. Hasta que fue descubierto, al señor Nelson García no le quedó otra opción que apoyarlo en su carrera como futbolista y desistir de su sueño de tener un hijo pelotero.

Así comenzó la relación del volante central Nelson García (15-02-2001) con el fútbol. Apenas tenía nueve años cuando la señora Nancy Betancourt, amiga de su madre Mara Guzmán, lo inscribió en la Escuela FC Cedeño en Caicara de Maturín, estado Monagas.

Estaba inscrito en una escuelita llamada FC Cedeño y me llevaba la ropa escondida en el bolso del colegio, para que mis padres no me vieran. Les decía que iba a hacer un trabajo en casa de algún compañero pero en realidad me iba a entrenar. Hasta que me descubrieron y mi papa me dijo que me tenía que decidir si por el fútbol o el béisbol”, recordó entre risas Nelson García.

De la escuela FC Cedeño pasó a la Escuela Mejía, para luego regresar a la Cedeño. “Fue allí cuando me trajo Edder Farías, por lo que estoy en el Caracas desde enero de 2017, cuando comencé a trabajar con la sub-16 que era dirigida por Jorge Piñero”, comentó.

Farías, quien fue delantero del Caracas FC por cinco temporadas (entre 2012 y 2017) y hoy se encuentra en el Junior de Barranquilla es su padrino de bautizo. Amigo de la familia, fue el ejemplo por el que se guío el joven Nelson García para hacerse futbolista.

A los 16 años tuve un sueño en el que me veía jugando con el Caracas. Cuando se lo conté a Edder éste me dijo para traerme, habló con mi papá y me trajo para acá; entrené con la primera una semana y quedé. Tuve el sueño y a la semana ya estaba jugando en el equipo”, rememoró emocionado el joven monaguense.

El presente. Nelson García jugó 747 minutos en nueve partidos disputados con la reserva, de los cuales en ocho fue titular. Arrancó en el once inicial ante Deportivo La Guaira el 8 de mayo por la cuarta jornada y desde entonces nunca dejó de estar en el once inicial, a excepción de un partido (Estudiantes de Caracas) en el que estuvo suspendido.

Fue a los 14 años cuando en la escuela FC Cedeño lo convirtieron en un cinco nato. Antes había jugado de extremo y delantero, pero García recuerda al profesor Carlos López como el entrenador que lo reconvirtió a esa posición.

¿Qué le pide esa posición?

Resistencia. Darle salida limpia al equipo y confianza a los jugadores que estén arriba, que sepan que tienen un cinco fijo que estará allí pendiente por si ellos la pierden”, subrayó.

Durante la temporada se entendió muy bien con Francisco Tellería, quien funge más como un ocho. “Yo me encargo de robar balones y él se para un poco más adelante”, explicó sobre el funcionamiento de ambos volantes en el equipo. El otro jugador con el que se entendió en la posición fue Anderson Contreras, a quien considera su mejor amigo desde que llegó a la institución y con quien compartió desde la sub-16 hasta en la sub-18, categoría en la que quedó campeón nacional.

Así como soñó hace unos años jugar en el Caracas y lo cumplió, hoy sueña con vestirse de Vinotinto en el futuro, por lo que espera ser tomado en cuenta cuando comiencen los módulos en el nuevo ciclo sub-20. Forma parte del grupo selectivo que entrena con la primera en la semana. Su referente en la actualidad es Ricardo “Kuki” Martins, quien le revela los secretos de la posición y cómo hacer los cambios de frente de cuarenta y sesenta metros. Observa por televisión a Arturo Vidal y a Casemiro, jugadores que hoy brillan en Europa y que se desempeñan en estadios por los que Nelson García espera hacer vida en unos años.

La voz del técnico. Para Henry Meléndez, director técnico de la Reserva de los “Rojos del Ávila”, Nelson García le aporta “mucho equilibrio, porque es muy capaz de dar el pase inicial, así como también de ser uno de los principales recuperadores. Por eso lo colocamos con un volante que tenga menores características defensivas y así nos da el equilibrio necesario en la mitad de la cancha”, explicó.

Pero además agregó: “Es uno de los más distintos hoy en el equipo, porque tiene la capacidad no solo de recuperar sino de pisar ambas áreas  y el que está a su lado es capaz de entender ese rol. Es capaz de hacer goles como el que hizo en Cocodrilos (en casa) ante Monagas. Por eso es que digo que es un chamo muy completo, que tiene una gran proyección y que ha ido creciendo enormemente en los últimos meses”, subrayó.

Por último, Meléndez considera que los aspectos del juego que le falta por aprender a Nelson García los adquirirá a medida que vaya disputando partidos y vaya desarrollándose como jugador. “Le falta pulir cosas de su posición, pero eso se lo va a dar el roce que tenga. Necesita evitar algunos recorridos innecesarios que realiza con los que queda muy lejos de su posición, por lo que lo termina desgastando de más; son cosas que las va a mejorar con el entendimiento del juego y eso simplemente ocurre con el pasar del tiempo”, concluyó.

Cinco victorias, cinco empates y dos derrotas en doce partidos es el balance en cuanto a números que deja la reserva del Caracas Fútbol Club en el Torneo Apertura. Pero para el director técnico de la categoría, Henry Meléndez, las conclusiones que deja el semestre tienen un alcance superior a lo que dicen los resultados.

El balance es súper positivo, porque más allá de los resultados que siempre son importantes, observamos un crecimiento en los jugadores. Existe una evolución de cara a lo que será su proyección a nivel profesional; han ido asimilando conceptos y como grupo también hemos crecido, porque hay jugadores que no han tenido bastantes minutos y cuando han ingresado el equipo no baja su nivel”, expresó Meléndez.

Para el cuerpo técnico el hecho de no saber con qué jugadores podía contar cada fin de semana fue probablemente la mayor dificultad, pero con el correr de las semanas y el proceso lógico de adaptación al trabajo, ese factor les brindó un equilibrio. “Por suerte algunos tenían la oportunidad de jugar en el primer equipo y eso al principio nos costó un poco como grupo entender que cada jugador tendría alguna oportunidad de subir cada semana, y cuando el equipo alcanzó un equilibrio o un nivel importante tuvimos dos jugadores por puesto; todo fue fluyendo de la mejor manera y eso nos hizo cerrar de buena forma”, subrayó.

Evolución. Como grupo el equipo fue de menos a más. Consiguió su primer triunfo en la cuarta jornada ante Deportivo La Guaira, un club que se presentó en Cocodrilos Sport Park con varios jugadores de jerarquía en el balompié venezolano. Aunque dos partidos después, en el mismo escenario, se dio el partido de quiebre en el semestre. La segunda y última derrota en el torneo ante Metropolitanos.

Marcó un antes y un después. Sobre todo en la madurez. Es un grupo muy joven que necesitaba crecer más allá de lo futbolístico en lo personal, en lo mental y en lo psicológico. En ese juego el grupo creció mucho, porque ese día protagonizamos las dos caras de la moneda, un equipo que propuso y supo hacer las cosas, así como también el lado B, cuando el equipo no apostó a lo suyo y por eso perdimos el partido”, recordó Meléndez.

Eximieron el examen. Los entrenadores siempre destacan lo colectivo por encima de lo individual, pero Henry Meléndez, como buen profesor y en este caso motivador de sus jugadores, quiso también hacer mención aparte con respecto a algunos muchachos que progresaron y tuvieron un brillante semestre.

Wilbert (Hernández) sin dudas es una confirmación. Nos da mucha seguridad y es un chamo que tiene una gran proyección. El grupo resalta porque pocas veces repetimos un once inicial y eso nos da una amplitud en la plantilla importante, pero si me toca remarcar algunas individualidades hay que mencionar jugadores como Luis Cassiani, el caso de Leonardo Velásquez que se metió entre las opciones del primer equipo; la seguridad que brindan unos centrales como Diego Castillo y Adrián Gomes; un Nelson García que tuvo un inicio de temporada con muchas lesiones y lo volvimos a llevar a tope, al punto que hoy está en un momento deportivo excepcional en el que nos da mucho equilibrio. Por la mitad también aparece un Francisco Tellería que viene a darle un plus al equipo por su experiencia ya que tiene mayor recorrido; adelante nos encontramos con Apure (Freiner Durán), Yaracuy (Emmanuel Moreno), Jeriel (De Santis), Andrés (García), nueves que han marcado la pauta en las menores y vienen apuntando alto. Un “Nino” (Edgar Silva) que viene al equipo reserva a retomar un ritmo de competencia para estar en el primer equipo y lo logra, además de Santiago (Rodríguez) y (Andrés) Castillo; en definitiva son detalles que cada jugador aporta y se hacen importantes para que el grupo resalte”, explicó.

Más allá de resaltar a todos los jugadores nombrados, Emmanuel Moreno recibe una mención aparte por quedar goleador del equipo con siete tantos. “Es un delantero que necesitaba jugar y necesitaba de goles. En los primeros partidos le costó reencontrarse con las redes y retomar el ritmo de juego (estuvo parado mucho tiempo por lesiones), por eso se le negaba el gol, que es de lo que viven los delanteros, pero que termine la temporada de la forma en la que terminó, marcando incluso hasta tres goles en el último partido, nos va ayudar a que el Clausura sea todavía mejor”, subrayó.

Debilidades que se convierten en fortalezas. Dirigir la reserva del club más importante de Venezuela representa un reto importantísimo para el cuerpo técnico que encabeza Meléndez. Ante la buena actuación que tuvieron los jugadores en el Apertura está consciente de que no podrá contar con muchos de ellos en el Clausura porque probablemente estarán jugando la Copa Venezuela o el Torneo Clausura con el equipo de primera.

Más que un problema esa pudiese ser la mayor recompensa que pudiésemos tener en nuestro trabajo, porque como entrenador tenemos que entender las funciones que debemos tener en el equipo en el que nos toque trabajar, y en este caso la función principal es la de potenciar a los chamos para que eso suceda. Ojala tengamos que buscar más opciones en las categorías menores para jugar cada fin de semana porque muchos de los nuestros estén arriba. Eso sería una alegría enorme para afianzar todo el trabajo que estamos haciendo”, concluyó.

 

Estadísticas de la reserva

                                                    MIN.        JJ.         JI.           JS.          TA.         TR.         GOL.

Wilbert Hernández                    990         11           11           0             0             0             0

Pedro Porta                              90           1            1            0             0             0             0

Luis Casiani                             990         11           11           0             6             0             0

Adrián Gomes                          990         11           11           0             1             0             0

Maiker Rivas                            90           1             1             0             0             0             0

Luis Valladares                        378         6             4             2             1             0             0

Leonel Toro                              180         2             2             0             0             0             0

Diego Castillo                           720         8             8             0             3             0             0

Edwin López                            180         2             2             0             0             0             0

Víctor Monsalve                        93           2             1             1             0             0             0

Leonardo Velásquez                  767         9             9             0             1             0             0

Francisco Tellería                       645         9             7             2             4             0             0

Anderson Contreras                   357         4             4             0             0             0             1

Jhonney Duarte                          381         9             4             5             0             0             0

Nelson García                            747         9             8             1             3             1             1

Luis González                            312         6             4             2             0             0             2

Jorge Echeverría                         180         2             2             0             0             0             1

Santiago Rodríguez                     441         8             5             3             3             0             4

Freiner Durán                              722         10           8             2             0             0             1

Edgar Silva                                 666         10           7             3             2             1             2

Saúl Guarirapa                            366         5             4             1             3             0             0

Andrés García                             448         7             6             1             0             0             1

Andrés Castillo                            154         4             2             2             0             0             0

Emmanuel Moreno                       530         9             5             4             2             0             7

Rodrigo Febres                            90           1             1             0             0             0             0

José Lovera                                 8             2             0             2             0             0             0

Erik Delgado                                13           1             0             1             0             0             0

José Reyes                                  15           1             0             1             0             0             0

Jeriel De Santis                             338         4             4             0             1             0             4

Francisco Tellería (17-04-1998) llegó en enero al club. No necesitó de muchas pruebas para quedarse porque el cuerpo técnico de la reserva lo conocía y sabía lo que podía ofrecer en la cancha. Sin arrancar de titular en la temporada, esperó pacientemente su oportunidad, la cual llegó en el empate a uno ante Monagas SC en la cancha alterna del Monumental de Maturín. Desde entonces prácticamente no salió del once inicial.

Ante Monagas me metieron y me fue bien. Allí me gané la confianza del profe junto con su cuerpo técnico y gracias a Dios seguí sumando minutos que fue una de las razones por las que llegué al filial, porque desde donde venía no tenía tantos minutos de juego”, comentó de primera Tellería.

¿Qué se le pide en la cancha?

“Salida limpia y mantener el orden en la mitad de la cancha. El profe me pide abrir la cancha y jugar con los volantes, bien sea Santiago (Rodríguez), “Nino” (Edgar Silva) o “Apure” (Freiner Durán).

¿Por lo general poco traslado de pelota y más tocarla de primera?

“No me da un máximo de toques, pero si me pide una salida limpia, que baje a pedirla, que tenga ese primer pase de la mitad de la cancha hacia arriba”.

¿Lo más satisfactorio del semestre?

“Encontrarme con un grupo de jugadores que se ha vuelto una familia, eso acompañado por unos buenos resultados que nos ha beneficiado a todos nosotros; el grupo está muy compacto, muy unido, y además el hecho de sumar muchos minutos que era lo que quería”.

¿Qué debe mejorar?

“Defensivamente que es lo que más me cuesta. Le doy salida al equipo pero no corto mucho. Por eso el profe siempre coloca un jugador más ofensivo y otro más defensivo en el mediocampo, para encontrar un equilibrio”.

¿Qué objetivos desea cumplir en el corto o mediano plazo?

“Como todos los que estamos aquí en la reserva, que el profe nos vea desde arriba y nos suba, para así debutar en primera”.

Un día a día nada fácil. Francisco Tellería le toca madrugar para llegar a tiempo a cada entrenamiento. Para arribar a Cocodrilos a las 7:30 de la mañana debe realizar una rutina que puede presentar inconvenientes dependiendo de lo que presente la ciudad.

Vengo de Charallave y para llegar a los entrenamientos tengo que levantarme un poco más temprano que los demás jugadores. Es un sacrificio que hay que hacer para llegar a las prácticas y seguir trabajando de la mejor manera posible”, relató.

¿Qué es levantarse más temprano que el resto?

“Es despertarme a las cuatro de la mañana, levantarme, hacer el desayuno y vestirme para estar listo entre las 4:30 o 4:40 como máximo. Allí con suerte agarro una camionetica que me lleva al ferrocarril, porque a veces no pasan por la hora y tengo que caminar como 25 minutos. El ferrocarril lo tengo que tomar a las 5:00 o 5:15 en Charallave y me deja en La Rinconada, que si no existiese retrasos debería llegar en media hora, pero por las demoras estoy allí como a las seis. Allí agarro camionetica o metro, aunque la camioneta me deja en el peaje de la Nueva Granada y tomo otra que me deja en Cocodrilos. Es un sacrificio que hago porque el fútbol es mi pasión, es lo que me gusta y tampoco me quejo porque lo que hago hoy ayudará en el futuro de mi familia”.

La voz del técnico. Para Henry Meléndez, Francisco Tellería le brinda mucha seguridad y confianza en los partidos. “Genera mucho y es un seguro al momento de hacer jugar a todo su entorno en el campo. Es un jugador que transmite responsabilidad por el sacrificio que realiza día a día para llegar temprano a los entrenamientos, son aspectos que se valoran y el grupo se contagia de eso”, comentó Meléndez.

¿Técnicamente es un cinco nato o cómo lo ve?

“Nosotros lo hemos usado de cinco, de ocho y hasta de diez, porque es un jugador polivalente y en una emergencia hasta pudiese jugar por afuera. Es súper inteligente, sabe adaptarse a lo que le pongamos y esa es una de las claves para que esté acá, porque se adapta muy bien a lo que se le pide, al contexto del partido, del rival, y esa inteligencia le va a permitir un espacio para jugar”.

El equipo reserva del Caracas Fútbol Club superó de manera categórica a su par de Metropolitanos Fútbol Club por 1-6, en partido escenificado en la cancha de la Universidad Santa María correspondiente a la última jornada del Torneo Apertura 2019. Más allá del buen funcionamiento colectivo mostrado por los dirigidos por Henry Meléndez, se destacaron Emmanuel Moreno con tres goles, Santiago Rodríguez con dos y Edgar Silva, quien anotó el último tanto del encuentro.

Paradójicamente al resultado la primera ocasión de peligro la protagonizó el equipo local a los tres minutos, con un centro desde la derecha de José Yacame, el cual tomó un cambio de dirección y se fue cerrando para chocar con la parte alta del poste. Dos minutos más tarde respondió el Caracas con una llegada por la izquierda de Edgar Silva cuya definición pasó por un costado.

A los 10 minutos Emmanuel Moreno recibió un pase en largo en el que demostró su gran control sobre la pelota, la bajó y bañó al arquero pero su definición fue salvada en la raya por el central Hérbert Zabala.

Caracas siguió llegando por los costados pero le faltaba concretar el primer tanto. En la fracción 15  tras un saque de banda de Luis Cassiani, Santiago Rodríguez se escapó por la derecha pero su disparo terminó desviado. A los 33 minutos nuevamente Rodríguez la repitió pero su disparo terminó por encima del arco y cinco minutos más tarde Edgar Silva anotó un tanto que fue anulado por posición adelantada. Estaba por caer el tanto de los “Rojos del Ávila”.

Metropolitanos tuvo otra gran ocasión a los 44 minutos con un disparo dentro del área de Yacame en la que se destacó Wilbert Hernández con una buena tapada por abajo. Al minuto siguiente prácticamente Caracas respondió con una contra y anotó el primero de los seis goles, un pase largo que fue aprovechado por Santiago Rodríguez quien terminó definiendo ante el arquero.

 

Se abrió el grifo. La charla técnica del entretiempo se aprendió como si el resultado del examen final dependiese para pasar el año o ir a reparación. Pases largos para comerle la espalda a los centrales fue la vía para hacerle daño al contrario. El plan se trazó y se ejecutó de gran manera.

A los 51 minutos, Francisco Tellería se la tocó en corto a Emmanuel Moreno, y “Yaracuy” definió cruzado con la de derecha. Diez minutos más tarde, nuevamente Moreno anotó tras un pase desde la derecha de Cassiani. Ya el marcador reflejaba un 0-3 y faltaban más goles por caer.

El cuarto tanto cayó a los 66 minutos con una excelente definición de Santiago Rodríguez desde el borde del área por el costado derecho, mientras que a los 79 Emmanuel Moreno anotó su tercero de la tarde (séptimo en la temporada), tras recibir otra habilitación de Cassiani que terminó con un gran control del espigado delantero y una buena definición.

El último tanto del Caracas ocurrió a los 84 minutos con otra habilitación de Tellería, quien se la sirvió en corto a Edgar Silva y éste definió con un toque suave desde la izquierda. El descuento para el conjunto violeta llegó por intermedio de Gabriel Rojas a los 86 minutos, al aprovechar un choque desafortunado entre Wilbert Hernández y Luis Cassiani con lo que quedó el arco desguarnecido.

Con este triunfo el Caracas cerró con 20 puntos el Torneo Apertura, producto de cinco victorias y cinco empates en doce partidos jugados en el grupo centro oriental.

Ficha Técnica:

Metropolitanos Fútbol Club (1): Geykel Parra; Andrés Sampedro, Hérbert Zabala, Lino Marino, Raymond Villalba (Stefano Chacón 70’), Antonio Cadenas, Drexler Peñafiel, Gianpiero Palmieri (Sebastián Pérez 53’), Christian Camarillo; José Yacame y Santiago de Sousa (Gabriel Rojas 63’). DT: Alberto Fros.

Caracas Fútbol Club (6): Wilbert Hernández; Luis Cassiani, Adrian Gomes, Diego Castillo, Leonardo Velásquez (Luis Valladares 78’); Nelson García, Francisco Tellería, Edgar Silva, Santiago Rodríguez; Luis González (Jhonney Duarte 68’) y Emmanuel Moreno. DT: Henry Meléndez.

Goles: Gabriel Rojas 86’ MET. Santiago Rodríguez 45’ y 66’, Emmanuel Moreno 51’, 61’ y 79’ y Edgar Silva 84’ CFC.

Amonestados: Herbert Zabala 19’ MET.

Árbitro Principal: Kerny Torres

Estadio: Cancha de la Universidad Santa María


recertification
fork lift recertification
forklift recertification