Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

Pudo haber desarrollado una carrera como beisbolista, disciplina que practicó desde los cuatro hasta los 13 años de edad, pero haber nacido en Turen, estado Portuguesa, lo predestinaba a ser portero como lo fue en su momento Gilberto Angelucci y Rafael Romo, ambos arqueros históricos de la selección nacional de Venezuela.

En realidad nací en la ciudad de Acarigua, pero me críe y crecí en Turén” comentó Wilbert Hernández (02-03-2001), arquero de 18 años del Caracas Fútbol Club, quien se ha desempeñado en el equipo de la reserva del Caracas FC en el 2019 y recientemente ha formado parte del módulo de concentración de la Vinotinto sub-20 que dirige el entrenador José Hernández.

De niño no pensé que iba a jugar futbol profesional porque practicaba béisbol. Cuando decidí cambiar de deporte mi papá Gilbert Hernández me apoyó como lo ha hecho siempre a lo largo de mi carrera. En Turen el béisbol no se da. Siempre tenía que estar viajando a Acarigua y se me hacía complicado por el tema del pasaje y todo lo que eso implica, allí fue cuando le dije a mi papá que no seguiría en la pelota sino que me metería en el fútbol ya que tenía las facilidades en Turen. Fue Juan Carlos Pacheco, quien también se desempeñó como preparador de arqueros aquí en Caracas y en el Carabobo, quien desarrolló en mí las habilidades para desempeñarme en el pórtico; a él prácticamente le debo todo, fue él quien me ayudó y me trajo hasta acá”, recordó Hernández.

En el béisbol jugué short stop y a veces pichaba también, pero mi posición natural, en la que mejor me desempeñé fue como campocorto. Admiro mucho a Derek Jeter, para mí el mejor short stop que tuvo las Grandes Ligas; me gustaba su estilo de juego, lo imitaba al lanzarme de cabeza y atrapar un rolling”, comentó, con la diferencia que hoy no se lanza de cabeza para atrapar rollings, sino para desviar y tapar los disparos de los delanteros y volantes a quienes se enfrenta.

Ahora todos los días caigo con las costillas. Con el pasar de los días uno se va acostumbrando; cuando comencé de arquero si me costaba mucho, llegaba a mi casa con moretones cuando estaba aprendiendo porque no me sabía lanzar o caer al momento de lanzarme hacia los costados, siempre me llevaba mis golpes pero igual creía por dentro que eso valdría la pena”, rememoró.

Inicios. “Comencé como volante diez, posición en la que no me fue del todo bien. Por mis características físicas decidí ser arquero, sentí que me ayudaba mucho a la hora de llevarle el tiempo a una pelota, por lo que empecé mi carrera como arquero a los 15 años”, comentó.

Desde chamo Wilbert Hernández se caracterizó por ser un deportista nato. “Me gusta hacer de todo por hobby. En el colegio cuando jugábamos con otras escuelas siempre me llevaban para que jugase voleibol, de hecho una vez llegamos a representar al estado Portuguesa y cuando terminó ese torneo nacional me comunicaron que estaba preseleccionado para representar a Venezuela. Eso fue a los 13 años y no pude asistir porque me pedían que corriese con los gastos, por lo que se me hizo muy difícil en ese momento”, explicó.

Además del voleibol el otro deporte que practicó fue el baloncesto, disciplina que desarrolló con los amigos del barrio El Cambio, en Turén. “Era el más alto del grupo y lo hacía por diversión”, subrayó. “Me gusta mucho regresar a mi casa cuando me dan días libres acá en el club, que no son muchos (Risas), pero cuando me los dan aprovecho al máximo estar con mi familia y mis amigos; aunque con la situación del país ya casi todos se están yendo, lo que resulta bastante triste pues, pero igual sigo yendo a mi barrio para saludar a mis vecinos”, mencionó con cierta nostalgia.

¿Por qué Turén saca tan buenos arqueros? “Creo que ha sido el propio Juan Carlos Pacheco el encargado de sacar a todos esos grandes porteros de la zona, Gilberto Angelucci, Luis Romero, Rafa Romo y ahora estoy yo quien tengo que labrar mi camino”.

El debut. “Llegué al Caracas un primero de agosto del 2017 y prácticamente un año después tuve la oportunidad de debutar en primera división; fue el 21 de octubre un día muy especial para mí. Todo el barrio estuvo realmente feliz”, rememoró Hernández al mencionar su primer partido jugado ante Zamora en el Torneo Clausura 2018.

Yo no sabía ni siquiera que iba a debutar. Fue en un partido ante Zamora en el que estaba convocado como segundo portero y el titular era Eduardo Herrera. Al minuto seis le sacaron tarjeta roja y yo estaba sentado tranquilo en la banca y cuando observé que el árbitro lo había expulsado me paralicé. Al lado tenía a Jesús Alonso Chacón  y al otro lado tenía a Daniel Saggiomo, quien me dijo ‘Dale Wilbert que vas a entrar’ y yo estaba paralizado sin reaccionar; me comencé a amarrar los tacos, Michel (Cofrades, preparador de porteros del Caracas) se me acercó y de lo nervioso que estaba ni recordaba lo que me estaba diciendo. Lo único que recuerdo es que en ese momento iban a cobrar un tiro libre, entonces Michel me dijo que no me fuera a mover antes, que cuidara mi palo, fui a la raya con los nervios de punta y cuando entro me llamó Rubert Quijada, me dijo que él me daba toda su confianza, algo que repitió Juan David Muriel, con eso se me pasaron bastante los nervios y afortunadamente el partido terminó en un empate a dos, sentí que me fue muy bien en ese partido”, detalló.

Ya frente a Atlético Venezuela estaba mentalizado que el que iba a jugar era yo. Durante la semana el profe Chita me dio su confianza, me hablaba bastante y de verdad fue un partido muy importante porque representó la clasificación no solo a la liguilla de ese torneo sino también a Copa Libertadores del 2019”, agregó.

¿Qué arqueros sigues como modelos? “Me gusta mucho Keylor Navas y Ter Stegen por su juego con los pies. En el fútbol de hoy en día el arquero tiene más participación en las acciones ofensivas por el juego que tiene con los pies que en las defensivas, por eso pienso que siempre hay que estar atento, porque apenas te llegue una pelota hay que responder bien”.

Muy familiar. Tiene un hermano cinco años mayor que se encuentra viviendo en Chile llamado Gilbert Hernández, mientras que sus padres (Gilbert y Alfonsina) viven en Turén. “Se me hace complicado tener que comunicarme con mis seres queridos por videollamada. Eso me pone muy triste; a mi hermano en Chile y a mi mamá en Turen. Ella siempre me lo recuerda, me dice ‘ya mis dos hijos me dejaron sola y se empieza a reír, se lo toma todo a risa para no estar triste y nosotros tratamos de llamarla constantemente”, concluyó.

El presente. Wilbert Hernández es el arquero titular del equipo reserva del Caracas FC, el cual jugará el partido de ida de la final en Barinas ante Zamora FC. De los 28 partidos que se han disputado en el presente torneo, el portero de Turén ha salido en el once inicial en 22 ocasiones. Es de los que les gusta quedarse más tiempo en el gimnasio, un aspecto que algunos de sus compañeros admiran y otros lo consideran una exageración.

El cuerpo es tu principal herramienta de trabajo. Así te lo remarcan en el Caracas, uno es gerente de su cuerpo, por lo tanto si no te encuentras bien físicamente tampoco vas a estar bien en la cancha para lo que te exigen los entrenadores. Por eso me exijo un poco más de lo que hacemos en la cancha para tener buenas condiciones físicas y además me gusta estar en el gimnasio, hacer mis pesas, mis rutinas de potencia y busco siempre mejorar en lo que creo me hace falta”, expresó.

Hay gente que dice que estoy loco. Que me va a poner lento (el gimnasio) y yo los escucho pero no los tomo en cuenta; busco las opiniones de los que saben, trato de hacer mis transferencias y mis pesas atento a lo que digan los preparadores físicos, que puedo hacer esto o aquello. Acepto críticas constructivas más no lo que me critican porque me fajo en el gimnasio. Así como también hay otros compañeros que dicen admirar mi forma de trabajar en el gimnasio, algo que me motiva”, agregó.

La voz del técnico. “Wilbert nos llega por una recomendación de un preparador de porteros que estuvo acá en el Caracas, Juan Carlos Pacheco y a raíz de eso dijimos para tenerlo a prueba. Además de su talento observé una humildad y una madurez bastante interesante, sentí que existían muchas cualidades para explotarle a Wilbert, por lo que de una vez comenzó a sumar minutos en las categorías formativas que para nosotros es bastante importante”, recordó Michel Cofrades, preparador de porteros del primer equipo del Caracas FC.

Es extremadamente trabajador, si tuviese que hacer triple turno todos los días lo hace sin ningún problema. Eso en cuanto a su personalidad, porque en cuanto a sus cualidades como arquero es un portero que brinda seguridad al ser muy tranquilo, tiene muy buen juego con los pies y buen juego aéreo. Me estoy enfocando mucho en trabajar todo lo referente a la seguridad, seguridad lateral y seguridad frontal, que sea un poco más participativo en cuanto a ordenar al equipo en los partidos, que tenga más voz de mando y que asuma liderazgo, algo que lleva un proceso porque hay que entender el juego para ordenar y hablar con los compañeros en los partidos”, concluyó Cofrades.


recertification
fork lift recertification
forklift recertification