Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

1 Santiago Rodriguez

Por naturaleza el jugador de fútbol es un ser competitivo. Desde niño hasta adulto se encuentra en una permanente lucha por ganarse un puesto, bien sea por destacarse entre los mejores de su liga, por un lugar en el once inicial para el entrenador, por entrar a una convocatoria o simplemente por llegar en un futuro a representar a su país internacionalmente. Es el caso de Santiago Rodríguez (29-01-2001), volante ofensivo que se destacó con la reserva en el pasado Torneo Apertura (cuatro goles en 441 minutos jugados en ocho partidos disputados) y que en este semestre pelea por ganarse un lugar en el primer equipo dirigido por Noel Sanvicente.

Sé que eso (las convocatorias con el primer equipo) va a pasar porque me estoy preparando para cuando se den. Estoy sacrificándome en cada práctica, dando el máximo de mí para poder afrontar las oportunidades de buena manera, para que cuando llegue saberla aprovechar y así sumar minutos y convocatorias. Todo llega a su tiempo y sé que mi tiempo va a llegar”, expresó con firmeza Rodríguez.

Sea en un partido de práctica entre los compañeros u oficial por liga, lucha las pelotas como si se tratase de la última del juego. Si la pierde se molesta consigo mismo y lo expresa con algún insulto al cielo, para luego reincorporarse a la acción y así tratar de volver a recuperar el balón. “Cuando las cosas no salen me siento mal, un poco frustrado conmigo mismo. Soy una persona que siempre quiere dar lo mejor y entreno todos los días para que cuando llegue el día del partido pueda reflejar lo que se trabajó en la semana”, explicó.

Orígenes. Su padre, Luis Rodríguez, es fanático del béisbol y como tal soñó con que sus hijos fuesen peloteros, pero tras la primera práctica Santiago no pudo encariñarse con el bate y el guante. “Me pusieron en los jardines y yo trataba de desenvolverme pero no podía; allí fue cuando me di cuenta que no era lo mío, que mi deporte era el fútbol a pesar de que mi papá no quería. Mi hermano (Carlos Rodríguez) y yo nos fuimos por el fútbol, jugamos en el Calasanz aunque él estaba más avanzado por la edad (cinco años mayor) y aquí en el Caracas llegó a jugar hasta la sub-20, después se fue por los estudios y yo seguí en el fútbol”, comentó.

Del San José de Calasanz de Catia Santiago pasó al Caracas con tan solo nueve años, por lo que la mitad de su vida la ha pasado en la institución. Es un período extenso en el que comenta ha vivido “momentos buenos, malos, vivencias únicas, experiencias inolvidables y sencillamente cosas positivas que he logrado absorber de cada técnico que me ha entrenado y por lo cual estoy agradecido”.

Aún recuerda el momento en el que llegó al club y lo relata con la alegría del chico que cumplió un sueño al arribar al Rojo. “Los encargados de traerme al Caracas fueron Daniel Cesca y Enzo Tropiano. Ellos me dieron la oportunidad de llegar a un club grande, en el que las oportunidades de crecer están allí y estaba en uno el saber aprovecharlas”.

Recuerdo haber coincidido con (Luis) Cassiani en el plan vacacional del Caracas antes de entrar al club. En el último día se dio la firma de autógrafos con los jugadores de primera, entre los que recuerdo estaban Ángelo Peña, Edgar Jiménez, (Julio) “Taca” Machado y Franklin Lucena, jugadores que han hecho historia en el fútbol venezolano. Cuando nos mandaron a venir a nuestro primer entrenamiento como tal, me encuentro a Cassiani y casualmente éramos los mismos chamitos del plan vacacional”, rememoró.

2 Santiago Rodríguez

Evolución. En nueve años en el Caracas Santiago Rodríguez ha adquirido conocimientos de todos los entrenadores, pero recuerda con especial énfasis dos técnicos que marcaron su desarrollo como jugador de fútbol. “Leonel Vielma en la sub-14 e Iván Isea en la sub-12, fueron unas personas primordiales para mi evolución como futbolista. Cuando llegué al club era un nueve de área y allí me desempeñé hasta la sub-14, puesto que el profe Vielma trajo un delantero de Mérida que tenía mucha altura para la edad. Él me dijo que me quería tener de titular pero sin sacarme a mí, que quería ponerme como volante ofensivo y que para él sería uno de los mejores volantes ofensivos del fútbol venezolano y desde ese entonces quedé en esa posición”, comentó Rodríguez.

Es una posición en la que Rodríguez se siente muy cómodo y además tiene mucha llegada a gol, pero igual reconoce que existen aspectos del juego a los que le cuesta adaptarse como el trabajo defensivo. “Es un ida y vuelta constante, un trabajo de máximo esfuerzo y máximo sacrificio durante los minutos que tenga que darle; por eso uno se exige bastante en cada entrenamiento para rendir a tope en los partidos y que esa parte no te cueste, puesto que en el fútbol de hoy los volantes ofensivos son los primeros en atacar pero también los primeros en defender, son trabajos exigentes a los que uno tiene que ir adaptándose”, subrayó.

Campeonato inolvidable. Esta camada de juveniles que tiene el Caracas en la actualidad tiene muy marcado lo que fueron los títulos alcanzados con la categoría sub-18, primero ante Trujillanos en 2017 y luego ante Deportivo La Guaira en 2018.

En la sub-18 fue una experiencia única porque en el primer año que quedé campeón no pertenecía a la categoría, yo era sub-16, pero la plantilla estaba corta en ese momento y necesitaba jugadores ofensivos por lo cual el profesor Jesús Rodil tomó la decisión de subirme a mí; gracias a Dios quedamos campeones dos años consecutivos, y entre esos títulos uno recuerda de forma especial el Apertura que se le ganó a Táchira, fue algo único, un sentimiento bonito e inolvidable”, remarcó.

El presente. La mayor parte de la semana Santiago Rodríguez se encuentra trabajando con el primer equipo bajo los lineamientos de Noel Sanvicente. Debutó en primera división ante Estudiantes de Caracas hace exactamente un año (el 5 de agosto de 2018) y en el Apertura 2019 jugó en la goleada ante Llaneros de Guanare por 5-0.

Él es una persona muy exigente, un técnico ganador; te exige al máximo porque él sabe lo que puede dar el jugador. Algunas personas no toman de la mejor manera sus enseñanzas y creen que la tiene agarrada con el jugador, pero es todo lo contrario, cuando dice las cosas lo hace porque sabe lo que puede dar cada quien en la cancha. Es por eso que ha ganado lo que ha ganado y ha sacado al exterior a los jugadores que ha sacado”, señaló Rodríguez en referencia a Noel Sanvicente.

Uno como futbolista tiene que prepararse para que cuando lleguen las oportunidades no nos tomen desprevenidos. Seas titular o seas suplente eres indiscutible para el equipo y sencillamente hay que escuchar y captar todas las enseñanzas que dejan los entrenadores”, agregó.

Por momentos no parece un chamo de 18 años de edad. Tantas temporadas en el club lo ha llevado a madurar rápidamente y es por ello que se toma tan en serio el fútbol como su profesión. “Es mi trabajo, es mi forma de vivir y es lo que realmente me gusta hacer día tras día, por lo cual me levanto cada mañana. Aunque una vez que termino los entrenamientos me gusta llegar a mi casa, compartir con mi familia y dedicarle tiempo a las personas que son especiales para mí, es decir me despejo un poco del fútbol. Me gusta jugar a la Play, estar con mi novia (Johneidy Gabriela Cadenas Fuentes), visitarla, pasar ratos agradables con ella y con mi familia”, concluyó.

La voz del técnico. Para Noel Sanvicente “Santiago es un muchacho que viene evolucionando y tiene mucha proyección. Su fortaleza está en los duelos, en los uno contra uno porque es muy habilidoso” destacó el director técnico de primera división.

Mientras que “su debilidad es que es un poco frágil, pero a pesar de todo es muy guapo para buscar los duelos, para encarar; nosotros estamos trabajando para que él pueda mejorar y pueda estar con más contacto con la pelota porque a veces se desconecta del juego, pero cuando aparece es un jugador letal, por eso lo tenemos como uno de los jugadores con mayor proyección en el club”.


recertification
fork lift recertification
forklift recertification